Como seres que transitamos el camino del crecimiento y la transformación personal, compartimos nuestras experiencias y en un círculo amoroso, nos apoyamos con el abrazo, la sonrisa, la caricia y la palabra. ¡Ven y experimenta un Círculo de Namasté!