El sexo anal ha sido siempre un tabú. Sobre todo si se trata de que estas compuertas se abran para el sexo masculino.

¿Qué tanto se atreve a experimentar con este punto de placer? Es curioso que se relacione la estimulación anal sólo entre homosexuales, pues ésta es una de las prácticas más recomendadas para que cualquier hombre obtenga el máximo de placer con su compañera.

Lo invito a un viaje de exploración fascinante a través de esta membrana que encubre su punto máximo de liberación.

Ábrase al masaje prostático

Uno de los principios más importantes del #MegaSexo, es que usted y su pareja rompan paradigmas y etiquetas para abrirse a una sexualidad más amplia y que les permita liberarse de todo lo que no sirve a la expansión de los cuerpos.

Para algunas personas, la estimulación anal es supremamente placentera, y también promueve el despertar de lo que se conoce como ‘la energía kundalini’, de la cual hablaremos más adelante. Aunque sea desconocido, muchas personas guardan energías congeladas en esta zona del cuerpo, emociones que pueden emerger durante su estimulación.

Es por eso que si encuentra alguna resistencia, simplemente observe y déjela pasar. Haga un pacto con su compañera de ir entrando de manera lenta y suave, hasta que usted se sienta lo suficientemente bien para explorarlo a fondo.

Por medio del masaje de la zona perianal, la mujer puede darle la sensación al hombre de ser penetrado, una manera de compartir lo que la mujer siente. Esto incluso puede ayudarlo a usted a conectarse con su lado femenino, el cual está en todos los hombres, así como las mujeres también tienen su lado masculino. Acuerde con su compañera que probarán esta práctica un par de veces.

 

Prepárese

Si su dieta es balanceada y sus intestinos funcionan bien, usted se puede sentir cómodo y presentable. Si su digestión es un poco lenta, puede tener una limpieza de colón por un par de días, ¡le aseguro que vale la pena! 

Con las uñas cortas y suficiente lubricante, su compañera puede hacer uso de guantes de látex para masajear suavemente el ano en círculos, hasta lograr que éste se relaje. Ella esperará a ser invitada para después introducir su ‘dedo corazón’ hasta la articulación media del orificio del ano. La próstata está ubicada justo al frente del recto y se puede acariciar a través de la pared del recto. Muchos médicos hacen esto para palpar la próstata, muchas veces de manera intensa y dolorosa.

Si su compañera es cuidados y delicada, usted tendrá una experiencia diferente y sumamente placentera. Lo mismo se aplica para estimularla a ella.

Una vez adentro, su compañera puede crear vibraciones con su dedo, o introducir un pequeño vibrador para probar cómo se siente. Debe ser cuidadosa de sostenerlo bien para que no se caiga. Nada distinto a esto debería ser introducido en el ano, ya que se trata de una membrana rugosa, que no ha sido diseñada para ningún tipo de actividad agresiva.

La actividad homosexual normalmente incluye la penetración por el ano, dando un mayor flujo de energía al cual está acostumbrado el hombre heterosexual. Haciendo ajustes al preámbulo, se puede añadir estimulación anal para que los hombres heterosexuales puedan tener una experiencia más profunda y ayudarles a activar su ‘energía kundalini.’

En mi próxima columna, le explicaré qué es la energía kundalini y porqué ésta se despierta con la energía sexual. ¿Preguntas? Encuéntreme en @ByMarialuen Facebook.

Si quiere ver el artículo en Soho, visite: http://www.soho.co/sexo/articulo/sexo-anal-consejos-para-practicar-sexo-anal-a-los-hombres/47435