‘Encuentros Fortuitos’ llamamos a aquellos momentos en los cuales sientes que la Magia surte efecto de manera inesperada.

Hoy tuve un reencuentro con un asunto que había dejado pendiente en mi vida. Es como si de repente, te pusieran en frente la oportunidad de trascender algo que habías dejado en el archivador. Cuando viví ese momento, supe que me correspondía estar ahí. Es como si el universo te estuviera hablando, con tanta certeza, que ni un poro de tu cuerpo duda sobre la programación de esa cita. El universo te citó, y tu asististe. ¿Has sentido esto alguna vez? ¿Como si fueras a una reunión, y terminas por darte cuenta que en vez de un encuentro CASUAL, se trata de uno CAUSAL?

Sentí que me llamaban a que diera el paso definitivo hacia un anhelo profundo que no había querido concretar. Cuando sientes que la Vida te habla con un Propósito y que ha puesto las señales de manera inequívoca para que resuenes con la información que se despliega ante ti, no puedes resistirte al poder de esta fuerza avasalladora.

Entonces ahí estaba yo: con un deseo inconcluso y una respuesta inequívoca. Encontré el vehículo para empoderar a mi equipo, sembrar mis valores corporativos y consolidarlo de manera certera. Este es un propósito que he elevado hace un tiempo para mi compañía y hoy encontré el vehículo para hacerlo realidad. Me di cuenta que en el fondo, tenía miedo de dar este gran paso. Más allá de dar un gran paso, creo que me asusta pensar lo que me voy a encontrar al otro lado de la orilla cuando el equipo crezca. ¿Podré contenerlo? ¿Se convertirá en un monstruo de 7 cabezas con vida propia? ¿Me exigirá más tiempo y compromiso  esta transformación de mi realidad? A veces se me antoja tener más tiempo para mí y me aterra pensar que esto me quite más tiempo…

¡Oh, por Dios! … A veces crecer nos cuesta. Por alguna razón, mi corazón me dice que una vez dé ese paso, mi vida jamás volverá a ser la misma. Significa comprometerme desde las entrañas con mi equipo y sostener aquellas promesas que hagamos entre todos. Al mismo tiempo, también sé que no existe otra opción. Estamos abocados a reinventarnos como empresas para poder subsistir en esta realidad cambiante que desafía todos los viejos esquemas.

Sé que daré este gran paso. Hoy lo supe. Lo haré, sin importar las consecuencias, sin pensar en qué pueda traerme ni exigirme. Al fin y al cabo no sirve de nada preocuparme por lo que no ha pasado.

Si hay algo que vienes posponiendo en tu Vida, ¡toma acción ya! Si lo has pospuesto no quiere decir que no lo hayas pedido; por el contrario, sabes que lo quieres y que lo necesitas pero lo has dejado dentro de tu lista de ‘pendientes’ porque no te atreves a salir de tu zona de confort. Al darte cuenta que la vida te está abriendo un camino, sabrás que lo ha hecho para que sólo tu lo recorras. Atrévete a caminarlo; date la oportunidad de caerte y de resbalarte; sólo así será tu camino y no el de otros. Serán tus vivencias las que te transformen en un nuevo Ser.

Espero que aquella decisión que vienes dilatando, la tomes con la convicción de que sólo tienes este día para concretar la cita que agendaste entre tú y el universo. No postergues aquellas acciones que te encaminan hacia la realización de tu misión.

 

La frase:

“Sólo tengo el momento presente para dar ese gran paso de libertad. Sólo el momento sabe quien Soy.”